Herboristería del Rey: "El alma de los seres, es su aroma." Patrick Süskind

Escrito por Eva en Qué ver el 17/05/2017

Es una de las tiendas emblemáticas de Barcelona con alto valor histórico y artístico. Se convirtió en una perfumería parisina, para el rodaje de El perfume. El libro está ambientado en Francia, pero la mayoría de la película se rodó en Barcelona.

Barcelona, ciudad cinematográfica:

Miguel de Cervantes hizo pasar por Barcelona al Quijote, quien define la ciudad como “archivo de la cortesía, albergue de los extranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmas amistadas, y en sitio y en belleza única”. Además, es la única ciudad que el personaje visita en su recorrido por la Península. El mundo del cine no es ajeno a esta realidad y son muchas las películas que se han rodado en Barcelona.


 Figura de Carl Von Linné en la Herborístería Rey de Barcelona


En el año 1896 los hermanos Lumière enviaron a un colaborador a rodar imágenes de la ciudad para el documental Vistas españolas. La industria cinematográfica norteamericana también ha tenido una presencia importante. En el año 1924 visitó Barcelona la pareja de moda de las cintas mudas: Mary Pickford y Douglas Fairbanks. En la misma década de 1920, grandes productoras como la Metro o la Paramount instalaron centros de distribución en la .Ciudad Condal. Barcelona, una ciudad de película es una coedición del Ayuntamiento de Barcelona y Editorial Diëressis que presenta itinerarios por los 180 espacios más cinematográficos de la ciudad. En esta entrada, nos referiremos concretamente a la Herboristería del Rey y a los enclaves del rodaje en la Ciudad Condal de la película "El perfume" basada en la novela de Patrick Süskind.


Dustin Hoffman en la Herboristería dek Rey


Herboristería VS Perfumería

La Herboristería del Rey en el barrio gótico es una de las tiendas más antiguas de Barcelona. Data del año 1823. Fue la primera Herboristería que hubo en Barcelona y posiblemente en Cataluña.Fue creado en 1818 y se dedica a la venta de plantas medicinales y productos naturales y ha sido declarado Bien Cultural de Interés Local.Herboristeria del Rey, se lee en vertical sobre el cartel que cuelga de los postigos de madera. Durante casi doscientos años, esta herboristería, que abasteció a la Casa Real borbónica de Isabel II, fue propiedad de la misma familia, la familia Ballart, su fundadora. De hecho, el primer herbolario lo abrieron en otro lugar más cerca de Escudellers ya en 1818, cuando ni la Plaza Real ni la Calle Ferrán existían, y fue precisamente con motivo de la reurbanización de esta zona cuando, en 1923, se vieron obligados a trasladarlo a su actual emplazamiento en el número 1 de la Calle del Vidre.


Exterior de la Herboristería del Rey

Sobre 1860, Isabel II les dio el título de “Proveedor de la Real Casa” y encargó a Soler Rovirosa, un reconocido escenógrafo, su decoración que lo hizo al estilo isabelino de la época.La tienda luce gran variedad de manifestaciones artísticas; entre otras una galería con oleos antiguos, y armarios repletos de cajones con acuarelas. La decoración es de un azul cielo tirando a verdoso, combinado con filetes de oro y policromías que representan ramos floridos o afrutados de hierbas diversas y pequeños personajes.El establecimiento cuenta con figuras exóticas de indios de America en los escaparates, y tiene en el centro de la tienda una fuente de mármol, obra de los italo-germano Baratta, en la cima de la cual hay un busto del mas celebre los botánicos, Carl Von Linné, naturalista sueco, creador del actual sistema de clasificación de plantas, vestido con casaca y con la típica peluca del siglo XVIII. El pueblo conocedor de las monedas llamadas “onzas de peluca”, creyó que era un retrato del rey, y de ahí viene el nombre popular de El Herbolario del Rey.


Detalle de techos de la Herboristería del Rey en verde "menta"

Desde hace 20 años se encargan del negocio Josep y Trinitat, a quién corresponde el diploma de maestra artesana que cuelga de la pared. Josep asegura que el herbolario aguanta gracias a los clientes de toda la vida. Y que, sin embargo, la tendencia a lo ecológico-biológico que se expande entre los jóvenes supone un repunte del mercado local. Las plantas desbordan las cestas de mimbre del suelo y una pizarra anuncia las actividades: masajes, consulta naturópata y visitas guiadas los sábados a las 12h, donde se regala alguna anécdota: El equipo de arte de la película quiso pintar toda la tienda "para adecuarla al contexto de la época". Joan y Trinitat accedieron con la condición de que volvieran a dejarlo todo del color de siempre: menta.

Sobre los estantes también reposan inciensos, productos de dietética, de estética que prometen "el resurgir de tu belleza", jalea real, especies para "una buena paella" y jabones de colores.El herbolario ocupa el piso derecho de la planta baja y el almacén el izquierdo.


Interior de la Herboristería con su busto y cestos con plantas


Otro enclaves de la película

  • Plaza Felip Neri; El primer asesinato de Grenouille
  • Plaza de la Mercè, junto a la iglesia del mismo nombre; El nacimiento y muerte del protagonista.
  • Basílica dels Sants Màrtirs Just i Pastor; La iglesia en el que se oficia una misa por las victimas
  • Poble Español; La orgía
  • Calle Ferran; Las calles de París


La plaza del Poble Espanyol en Barcelona en una escena de la película


Recuerda que podemos ayudarte a planificar y disfrutar de tu viaje a Barcelona o a cualquier otra ciudad del mundo. Consulta nuestros servicios o contacta con nosotros


Poble Español, plaza emblemática de Barcelona


Enlace de interés:

Barcelona Metrópolis

Otros artículos publicados relacionados con el cine:




Descubre tu próximo destinoDescubre tu próximo destino