Ruta de Otoño: Imprescindible y mágica, Sintra (Portugal)

Escrito por Eva en Sabes dónde? el 20/10/2015

Sintra,escenario de palacios de cuento, hermosos jardines y antiguas leyendas, es una villa portuguesa cercana a Lisboa que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1995. Enclavada en mitad de un parque natural. Sintra es la excursión favorita y casi imprescindible de quienes hacen turismo en Lisboa y sus alrededores. Es un pueblo pequeño, tradicional y situado a poco más de media hora de tren de Lisboa. Un destino especial como pocos en el que debemos escoger bien qué debemos visitar.

pt-Sintra-capital-do-Romantismo-_en-Sintra-capital-of-the-Romantic-mouvement-_es-Sintra-capital-del-Romantismo-_fr-Sintra-capitale-du-Romantism

De origen celta, hacia el siglo XV se constituyó como residencia vacacional de nobles y monarcas portugueses, debido en buena parte a su entorno natural, muy propicio para practicar la caza. Aunque Sintra no es excesivamente grande, tiene muchos monumentos que merece la pena ver, por lo que hay que ir con tiempo para exprimir la visita al máximo.Los lugares turísticos que ver en Sintra están en dos partes diferenciadas de la localidad. El casco histórico del pueblo está situado en la parte baja de una montaña, mientras que el Palacio da Pena y el Castelo dos Mouros están situados en la parte más alta. Es posible llegar a pie o en coche de una a otra subiendo la colina por la carretera o los senderos, pero también hay un autobús urbano.

Parte-nueva-de-Sintra-Sintra-Portugal.-Visita-al-Palacio-Nacional-de-Sintra-Palacio-da-Pena-Quinta-Regaleira-y-Castelo-dos-Mouros

Dicen que Sintra es la capital del romanticismo, también de la nostalgia. El encanto camina por los jardines de Palacio, de mansiones extravagantes donde cada detalle tiene un significado. El viajero llega a esta villa sin parangón con la sensación de que acaban de abrírsele las puertas de un mundo paralelo como en Alicia en el País de las Maravillas donde nada es lo que parece.

Casco-histórico-de-Sintra-y-patio-del-Palacio-Nacional-Sintra-Portugal.-Visita-al-Palacio-Nacional-de-Sintra-Palacio-da-Pena-Quinta-Regaleira-y-Castelo-dos-Mouros

La parte baja de Sintra engloba el centro histórico del pueblo y está situada en la falda de la montaña. A ella llega el ferrocarril. Sintra es un pueblo que conserva su aire tradicional, con calles estrechas y empinadas y muchas tiendas de artesanía y souvenirs. Lo mejor que hacer en Sintra -en su zona urbana- es callejear por sus calles estrechas. Allí podremos comprar recuerdos o disfrutar de algunos de los dulces típicos de la zona. La especialidad local es la Queijada de Sintra, un pastel pequeño hecho a base de requesón.

P1310646

Podemos visitar el Palacio Nacional de Sintra, que fue construido en el siglo XVI y perteneció a la Familia Real portuguesa. Tiene cierta mezcla de estilos, ya que con el paso de los años se le fueron añadiendo partes y diferentes estilos decorativos. Destacan sus azulejos y su zona de decoración de estilo manuelino.

Sala-de-los-escudos-Palacio-Nacional-de-Sintra-Sintra-Portugal.-Visita-al-Palacio-Nacional-de-Sintra-Palacio-da-Pena-Quinta-Regaleira-y-Castelo-dos-Mouros-4

La influencia árabe se nota en todo el Palacio Nacional de Sintra, habiendo incluso una habitación con su propia fuente mudéjar, al más puro estilo Alhambra de Granada. La Sala de los escudos (Sala dos Brasões) es posiblemente la más espectacular del palacio, con su alto techo abovedado en el que hay tallados 72 escudos de armas de familias nobles.

En la parte baja de la ciudad de Sintra nos encontramos también con el Museu do Brinquedo, un museo dedicado al juguete que recopila juguetes tradicionales como muñecas, coches, trenes o soldaditos de plomo.

museu-do-brinquedo-6942

A algo menos de dos kilómetros del centro histórico de Sintra podemos visitar la Quinta da Regaleira. Una finca con un pequeño palacio y, sobre todo, con impresionantes jardines con pozos y cuevas por las que podemos movernos libremente. Sabremos que hemos llegado a nuestro destino cuando veamos las grandes puertas, y por supuesto la multitud de turistas deseosos de conocer los secretos de esta enigmática construcción.

Sintra4

Es un palacio del siglo XIX, aunque parezca más antiguo, con una impresionante decoración, rica en simbología masónica. Muy cerca de la entrada de Regaleira se encuentra Seteais, un palacio del siglo XVIII actualmente transformado en hotel. Merece la pena entrar en sus jardines e ir hasta el mirador, desde el que se ve el Palacio de Pena, el Castillo de los Moros y, a lo lejos, el mar...Carvalho Monteiro fue el encargado de crear esta belleza en medio de Sintra. Lagos, cascadas, grutas subterráneas, pozos y edificios sacados de cualquier película de terror, componen este lugar. Cada paso que das, cada lugar al que accedes está relacionado con la alquimia, la masonería, los templarios y los ritos místicos.

La mayor parte de las 4 hectáreas que ocupa la Quinta da Regaleira está cubierta por un bosque, repartiéndose el resto del espacio el jardín propiamente dicho, el palacio y una pequeña capilla conocida como de la Santísima Trinidad.El jardín es especial por su red de galerías, túneles y grutas que recorren sus diferentes partes, entre los que se esconden pequeños estanques y zonas de vegetación. Algunas de ellas son naturales, pero la mayor parte fueron creadas artificialmente, como lo fueron algunas construcciones subterráneas a las que podemos acceder en el jardín.

3079485601_9473871c2e_b

El punto más interesante del jardín es el llamado Pozo Iniciático, una galería circular en forma de espiral por la que se puede descender y que tiene una profundidad de 27 metros. La finca estuvo vinculada en su origen con la masonería, con lo que muchos de los elementos que la componen tienen algún tipo de simbología. En los diferentes escenarios hay referencias a la mitología, al Olimpo, a Virgilio, Dante, Camoes o a las misión templaria de la Orden de Cristo, entre otros.

Otro sitio a mencionar está ubicado en el interior del palacio, la biblioteca concretamente con el suelo de los espejos, crean una ilusión óptica muy curiosa y pensaras que no hay suelo.

ElCastelo dos Mouros, a pocos cientos de metros del Palacio, es un conjunto de ruinas de un castillo que fue clave de la reconquista de Portugal a los moros. A quienes hayan visto el Castelo de Sao Jorge de Lisboa les recordará a éste, con un par de diferencias. El castillo de Lisboa ha conservado más parte de su estructura y el entorno del de Sintra es natural, con excepcionales vistas de la Sierra de Sintra.

Sintra_-_Castelo_dos_Mouros_(1)

Aunque sea posible ver el castillo en menos de una hora, su imponente estilo alejado de cualquier floritura, y el largo paseo sobre sus murallas, hace que sea más que recomendable visitarlo, a pesar de su alto precio.Construido entre el siglo VIII y IX por los árabes durante su conquista de la Península Ibérica, se conserva en bastante buen estado. La sinuosa planta del Castelo dos Mouros, cuyos muros se adaptan perfectamente al escarpado terreno, nos permitirá obtener grandes fotografías. Como curiosidad, las banderas de las torres representan los distintos escudos que tuvo Portugal en su historia. La bandera verde es Sintra en caracteres árabes.

7049152_1401738543_palcio_da_pena_original_lc1

La joya de la corona de Sintra es el castillo de los cuentos de hadas con final feliz y perdices en el almuerzo. Su valedor fue Fernando II de Portugal, quien acometió un gran sueño con la compra de la montaña de Sintra en 1836. El Palacio da Pena es uno de los monumentos más característicos de Sintra y su fama es bien merecida. Su colorida silueta es uno de los símbolos de esta villa cercana a Lisboa.

19075634662_e6553a949d_z

Fue construido a mediados del siglo XIX por indicación del rey Fernando II, en la zona donde estaban los restos de un monasterio que fue destruido por el terremoto de 1755. Arquitectónicamente, es una mezca de estilos como el neogótico, el neomanuelino, neoislámico y neorenacentista. También se pueden visitar sus jardines.El Palacio da Pena está declarado Patrimonio de la Humanidad y fue residencia de la Familia Real portuguesa durante el siglo XIX. Está situado en lo alto de la montaña y, aparte de una decoración muy cuidada y un interior lleno de detalles elegantes, ofrece vistas fantásticas de la Sierra de Sintra.

fotos-sintra-palacio-da-pena-019

El amarillo, el rojo y el azul juegan un papel importante para destacar un ala concreta del palacio. Al diseccionar detalles encontramos ejemplos árabes, románicos, góticos, renacentistas, barrocos e incluso “gaudianos” donde uno no podría esperarlos. A la entrada impresiona el balcón del tritón con una criatura monstruosa emergiendo de una concha el cual, según Fernando II, alegoriza la creación del mundo. Se trata, probablemente del mayor icono del palacio.

18893541710_42e67b6f49_z

Alrededor de un pequeño patio central de claras reminiscencias árabes se distribuyen varias habitaciones privadas utilizadas, antiguamente, por los habitantes del palacio: un comedor dispuesto para la cena, cuya vajilla se cambiaba diariamente en función del color del vestido que luciera la reina; los dormitorios de la familia real o los salones donde pasaban su tiempo de ocio y recibían a otras personalidades de la Corte.

gallery_palacio_de_pena_interior_main

Salones recargados hasta los topes con multitud de objetos, algunos tan curiosos como la bañera – ducha, la caja de juegos de mesa portátil, el vetusto teléfono o el juego de café repleto de flores.Cuesta creer que este suntuoso castillo fuera, en su origen, unmonasterio de frailes jerónimos . Cuando éstos se trasladaron a la zona de Belem, en Lisboa, el rey Fernando II compró las ruinas (pues la construcción original había quedado destruida tras un terremoto) y decidió construir un palacio en el lugar como obsequio para su esposa María II de Portugal.

Bañera-ducha-Palacio-da-Pena-Sintra-Portugal.-Visita-al-Palacio-Nacional-de-Sintra-Palacio-da-Pena-Quinta-Regaleira-y-Castelo-dos-Mouros

El Palacio de Montserrate es uno de los tesoros mejor guardados de Sintra. Hasta hace poco se encontraba en proceso de restauración, pero desde hace unos meses ya podemos disfrutar de él en todo su esplendor.Se construyó a mediados del XIXcomo residencia de verano para el aristócrata Francis Cook y su familia, e incluye un espectacular jardín botánico donde conviven más de 3.000 especies de plantas exóticas.A la entrada nos recibe la figura de una quimera, que simboliza esa querencia romanticista por lo fantástico y mitológico. El edificio del palacio, con reminiscencias árabes, presenta una gran torre circular y varias cúpulas rojas.

montserrate-palace_-sintra-portugal1

La mansión se sostiene sobre columnas decorativas árabes tanto en el exterior como en el interior del edificio. El espacio principal de la casa es una gran torre circular por la cual uno se dirigía a los distintos dormitorios. Abajo estaría, por ejemplo, la biblioteca. Tras quedar abandonado y en un pésimo estado durante buena parte del siglo XX, hace realmente muy poco que el Palacio de Monserrate se terminó de restaurar.

palacio-de-monserrate

El Parque de Monserrate se puede considerar como el mejor Jardín Botánico que podemos hallar en Portugal. Impresionan los centenarios árboles neozelandeses, así como la parte dedicada a México, pero es difícil no sorprenderse del valle de los helechos o las cascadas artificiales que decoran un escenario que haría las delicias de los románticos del siglo XIX.

palacio-de-monserrate_1

Y por si esto fuera poco, Sintra cuenta con un extenso litoral formado por playas salvajes y de gran belleza natural.Las playas de Sintra son conocidas por contar con paisajes únicos, fuertes sonidos y grandes sensaciones . Un famoso poeta portugués escribió “Sintra, o mais belo adeus da Europa quando enfim encontra o mar”.

La Praia das Azenhas do Mar, en Sintra
La Praia das Azenhas do Mar, en Sintra

Más Info:

Descubre tu próximo destinoDescubre tu próximo destino