Lisboa

La ciudad de las siete colinas

Fundada en las márgenes del río Tajo y abierta al Atlántico, la antigua Lisboa con sus siete colinas y su aspecto decadente sigue manteniendo un incuestionable encanto para el viajero.

Lisboa sufrió uno de los mayores terremotos de la historia, catalogado como 9 en la escala de Richter, 40 minutos después hubo un tsunami y ambas cosas destruyeron casi por completo la capital portuguesa. La reconstrucción dio origen a la Lisboa moderna que hoy podemos visitar, de calles empedradas, estrechas, que suben y bajan serpenteantes. El perfil urbano va adquiriendo las formas que harán de ella un espacio característico y muy celebrado por los visitantes extranjeros. En la época de su mayor esplendor fueron numerosos los que acudieron a la orilla del Tajo para ver con sus propios ojos las riquezas procedentes de las tierras conquistadas, y para respirar el ambiente cosmopolita de sus calles y barrios ribereños. Sus gentes, amables y hospitalarias te enseñaran a conocerla, a pasearla, a fotografiarla y sobre todo, te enseñaran a amarla.

Descubre tu próximo destinoDescubre tu próximo destino